53 planteles en Loja suspendieron clases presenciales por quince días

140
SERVICIO. La falta de acceso a Internet dificulta el aprendizaje en el sector rural.

Solo en el cantón Loja están suspendidas las clases en 53 planteles. Esta medida rige hasta el 12 de abril de 2021.

Con el fin de precautelar la salud de los estudiantes, docentes y padres de familia, la Coordinación Zonal 7 del Ministerio de Educación, suspendió las clases presenciales en la provincia de Loja, desde el 30 de marzo hasta el 12 de abril de 2021, en los cantones declarados en semáforo rojo, por el alto caso de contagios del Covid-19. Solo en el cantón Loja, los planteles bordean los 53.

En el sector rural, ésta decisión del COE Nacional afecta a un sinnúmero de estudiantes que estuvieron acudiendo a las aulas desde algún tiempo a clases presenciales, debido a que no cuentan con los medios tecnológicos: celulares e internet para conectarse vía online. En la mayoría de casos, los niños tendrán que esperar las dos semanas de suspensión para seguir estudiando, ya que lo virtual es imposible.

 

Suspensión

Sandra Zhingre, docente de la escuela “José María Jaramillo Suárez” de la parroquia Jimbilla, expresó que esta institución es una de las primeras en volver a las aulas en el cantón dentro del plan piloto, y no han tenido ningún problema en el tema de salud. Aquí se educan 19 alumnos, con todas las medidas de bioseguridad, incluso ahora están suspendidas las actividades.

Según la maestra todo un tiempo ha estado impartiendo clases, la idea es que los niños no se retrasen en sus materias. “Inclusive en ocasiones que han suspendido las labores nosotros hemos ido a enseñar, siempre con las medidas de precaución, porque son niños que no tienen otra forma de aprender, no cuentan con teléfonos peor internet. Lo que sí reduje son los horarios, se trabaja los lunes y miércoles en grupos pequeños de 9 y 10 alumnos, para evitar la aglomeración”, dijo.

A su criterio, si de forma presencial es complicado que los alumnos aprendan, no se diga de manera virtual, donde la educación no funciona al 100%. “Acá los padres de familia no cuentan con teléfonos inteligentes, únicamente son teléfonos para recibir y realizar llamadas. Tampoco hay internet, por eso hemos decidido seguir desde las aulas”, finalizó.

 

Precaución

Carmita Armijos, directora Distrital 11D01 del Ministerio de Educación, señaló que, luego que el COE Cantonal tomara algunas medidas drásticas, en Loja se decidió suspender las clases en 53 planteles que estuvieron laborando con regularidad dentro del plan retorno.

La suspensión va hasta el 12 de abril, de allí se hará una evaluación y podría normalizarse o continuar la interrupción. “Estos niños desde ahora se acogieron al plan “Aprendemos Juntos en Casa”, donde los maestros deben conectarse vía internet, sea por Zoom o WhatsApp. Es hora de precautelar la salud de todos para mañana regresar con salud y que nadie nos falte”, relató.

 

EL DATO

La suspensión de las clases presenciales se extiende hasta el 12 de abril de 2021. Niños en el campo sin Internet.