La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Martes, 2 de Septiembre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Noticias de Quito

Al Castillo del Gringo Loco aún lo visita el terror

Sábado, 5 de Julio de 2008

La comunidad cortó el césped y pintó algunas piedras.

El misterio y las leyendas que se construyeron en los alrededores del Castillo del Gringo Loco, en Sangolquí, siguen vivas y aún asustan.

La estructura pertenecía a la hacienda Santa Clara, de propiedad de un francés, al que la comunidad apodaba el ‘Gringo Loco’. Este apelativo nace porque el hombre, de aproximadamente 60 años, se la pasaba paseando solitario por los alrededores.

Sin embargo, quienes siguen las leyendas, aseguran que este personaje fue un individuo que planeaba instalar su vivienda en cuevas artificiales hechas por él.

Mario Molina, jefe de cultura de la administración zonal del Valle de Los Chillos, sostiene que los muros de la extraña edificación no son tan antiguos como se cree, ya que datan de principios del siglo XX.

Además, cuenta que cuando la casa quedó abandonada tras la muerte del francés, los jóvenes la utilizaban, y los siguen haciendo, para divertirse o incluso para impregnar en las paredes, leyendas que atemorizan a quien las lee.

Para evitar que la gente haga rituales, como se dijo durante años, la comunidad decidió ponerse manos a la obra y mejorar el lugar. Ellos cortaron el césped, pintaron una que otra piedra y así intentaron ahuyentar los estigmas del lugar.

Sin embargo, ese trabajo comunitario no logra borrar los tenebrosos mitos del Castillo.

Fausto Navarrete tiene su casa cerca del Castillo y no puede eliminar una imagen de su mente. Él cuenta que hace varios años se puso a tomar con unos amigos y cuando ya estaban entonados decidieron aventurarse al interior de las oscuras cuevas.

“Antes esto no era arregladito. El césped crecido, las piedras con musgo y los árboles hacían que parezca un mausoleo”, recuerda.

Acompañado de un escalofrío que le invade el cuerpo, comenta que cuando ingresaron con sus ebrios amigos exploradores vieron algo que casi les arrebata el alma de un buen susto: la cabeza de un cordero degollado yacía en el piso, presuntamente producto de uno de los rituales espiritistas que se producían en ese entonces.

Además, encontraron ropa interior femenina, por lo que supusieron que allí se había desarrollado un ritual.


La leyenda estrella

Sin duda el relato más famoso es de un grupo de chicos que realizaron un ritual y escribieron sus nombres en las paredes del Castillo del Gringo Loco. Las personas cuentan que estos jóvenes fueron muriendo uno por uno, de maneras trágicas al poco tiempo de haber visitado el Castillo.

 

no encontrada: /var/www/html/2010/frontEnd/images/objetos/2CastilGrLoco_2008074105157.jpg
Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS