La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Viernes, 24 de Octubre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Noticias de Quito

Fundición de chatarra atenta contra la vida

Miércoles, 16 de Agosto de 2006

Los pobladores se alimentan de lo que produce la tierra y respiran lo que genera la chatarra.

Los efectos que provocaría la construcción de una planta de fundición de chatarra con dos hornos eléctricos en el Cantón Mejía no sólo será ambientales.

Hacendados de la zona manifiestan que la empresa para su cometido demandará de una energía eléctrica y un consumo de agua superior al que actualmente tienen varios parroquias del cantón Mejía.

Se estima que la nueva planta de fundición de hierro tendrá un consumo de 138 mil voltios. La línea de transmisión eléctrica que se construirá desde el poblado de Santa Rosa para que la planta opere tiene una extensión de 14.7 kilómetros y atraviesa varias haciendas.

Los afectados exigen que el Consejo Nacional de Electrificación (Conelec) dé una respuesta a esta preocupación, pues consideran que se ha aprobado la licencia ambiental sin tomar en cuenta los efectos en la población, no sólo del cantón Mejía.

El agua

En lo que respecta al agua se dice que el consumo será de mil 200 metros cúbicos por hora, es decir ocho veces más del consumo actual del poblado de Alóag que es de 66 litros por segundo.

Los afectados se preguntan si este tipo de concesión que se le da a la empresa Adelca "se debe a que es uno de los socios estratégicos para los proyectos hidroeléctricos de Quijos y Baeza".

"El Ministerio de Ambiente tiene mucha responsabilidad en lo que sucederá el día de mañana en todo el Cantón Mejía, sobre todo por la utilización de agua, porque de parte de la empresa no hay estudios para su utilización y su reposición", dijo Manuel Godoy uno de los hacendados afectados.

El uso del suelo

La empresa Adelca, Acerías del Ecuador, viene operando en el sector de Alóag hace más de 45 años como comercializadores de varillas de acero.

La incorporación de una planta de fundición siderúrgica para la producción de palanquilla, (lingotes de acero) nace como alternativa de desarrollo empresarial.

"Tenemos que convertirnos en una empresa competitiva en el mercado nacional y generar nuevas fuentes de trabajo ", dijo Ricardo Arellano, jefe de Recursos Humanos de la Empresa justificando el proyecto.

Para su cometido la empresa ha empezado a recopilar chatarra y los principales depósitos están ubicados en el sector de San Alfonso donde hay un total de 90 toneladas y en las instalaciones de la misma empresa, vía a Alóag, donde se depositan 50 toneladas más.

En la vía a Quininde y en el Recinto Ferial de Santo Domingo de Los Colorados se estima que habría otro tanto.

A esto se suman los pequeños depósitos de chatarra de personas particulares que están ubicados en el sector de Santa Rosa, en la Panamericana Sur cerca de Tambillo, parroquia rural del mismo Cantón Mejía.

Contaminación

El 30 de mayo del 2006, el Ministerio de Agricultura y Ganadería realizó una inspección al poblado de San Alfonso y se emitió un informe donde se anota que la contaminación que provoca el acopio afecta a los pastizales, al ganado, las hortalizas y a las casas aledañas a la zona.

También se manifiesta que a los Ministerios de Medio Ambiente y Salud les falta actuar firmemente para detener esta actividad, porque "no cumple con las principales normas de salud y de preservación del medio ambiente y de respeto a la vida".

Sobre la posible contaminación de las aguas señala que los acuíferos que se ubican a poco profundidad pueden ser fácilmente contaminados.

Procedimiento

El Cantón Mejía es una zona agrícola y ganadera, genera el 25 por ciento de la leche que se produce en el país. A esto se suma la producción hortícola de consumo interno y de exportación.

El riesgo que se correría con la instalación de esta planta a criterio de Xavier Bustamante, director de Fundación Natura, es que el uso de suelo del sector pase de agrícola a industrial y que el único valle que existe en la zona desaparezca.

Al cuestionamiento se han sumado los ganaderos y agricultores de la zona, pues consideran que el efecto a futuro será irreparable.

La pregunta que se hacen los hacendados es por qué de parte del Municipio de Mejía no se advirtió el hecho, se permitió el depósito de la chatarra y por qué a cambio se prefirió aceptar de parte de la empresa Adelca la entrega del 25 por ciento del impuesto a la renta.

Manuel Godoy y José María Uribe, hacendados del sector, manifiestan que no existe oposición al proyecto, siempre y cuando este cumpla con el debido procedimiento.

La empresa habría solicitado al Municipio de Mejía el permiso de construcción para la ampliación de las bodegas y oficinas, pero con guía de documentos Nro. 13500 de fecha 4 de abril del 2006 ingresó la documentación del proyecto bodegas y horno de fundición.

Según el informe sobre consulta de aforo en el Registro Oficial Nro. 137, la planta siderúrgica fundidora semintegrada ha sido importada por PRODUBANCO S.A y permitirá transformar los desperdicios de acero y hierro o chatarra acerosa en acero líquido.

Sobre la posibilidad de instalar esta planta, el Ministerio de Medio Ambiente, el 17 de mayo del 2006 en un comunicado dirigido a Felipe Avellán Arteta, gerente general de la empresa Adelca, le pide presentar la licencia ambiental, caso contrario se dice suspender cualquier construcción.

Adelca justifica

Ricardo Arellano, jefe de recursos humanos de la empresa Adelca, dice que el nivel de contaminación será mínimo, menor al que ha provocado el fenómeno invernadero en el mismo poblado.

"10 miligramos de polvos posibles por metro cúbico irán al ambiente", dicen los técnicos, explicando que los posibles contaminantes serian el humus, los polvos y la escoria.

Los técnicos presentaron el proceso de fundido de la chatarra y los filtros que tendrá para evitar el impacto ambiental.

Acumulados
Chatarra

- 50 mil toneladas en Alóag
- 90 mil toneladas en San Alfonso

ANÁLISIS

Nos convertimos en un país chatarrero

Xavier Bustamante
Director de Fundación Natura

Vemos este hecho con mucha preocupación, se trata de una actividad altamente contaminante que va a afectar a esta zona que es el último valle agrícola ganadero que está cercano a la ciudad de Quito.

Esta región genera una gran cantidad de productos agrícolas y se ha mantenido como tal por su calidad y uso del suelo.

La instalación de esta planta definitivamente sería el inicio de un cambio de uso del suelo, con ellos se vendría abajo la calidad de vida que tienen actualmente sus pobladores.

La mayor preocupación es el tema del agua. De acuerdo al estudio de impacto ambiental presentado por la empresa se habla de que se necesitaría reponer 110 metros cúbicos por hors para lo que es el sistema de enfriamiento de los hornos, esto es equivalente a 30,5 litros por segundo.

Según el mismo estudio se van a tratar 100 mil toneladas al año, es decir se van a trabajar 4 mil 500 horas por año y eso es irreal porque es una capacidad a medio tiempo.
Sin embargo, tomando estos datos el consumo de agua sería de 495 mil metros cúbicos al año, esto para una producción mayor se necesitaría mas agua con el consecuente incremento de la demanda.

Definitivamente se encuentran discrepancias en el uso del recurso hídrico. El estudio dice que Adelca tiene dos pozos de caudal de extracción que sumados dan una producción de 21 litros por segundo y la concesión es de apenas 1.2 y de 7 litros por segundo.

Para reponer el agua perdida por evaporación se necesitarían 30.5 litros por segundo, si Adelca aduce que solo está utilizando 16.52 litros debería solicitar la concesión por la diferencia.

La población de Alóag donde funciona la planta utiliza 14 litros por segundo y según los proyectos de agua potable del Municipio de Mejía indican que la demanda de la población es de 66 litros por segundo, sumados a los 45 litros que utilizará Adelca supone una presión para el acuífero de 8 veces más.

Sobre las aguas residuales también tenemos una preocupación, no sabemos qué se va a hacer con el agua de las torres de enfriamiento que sobrepasen los niveles máximos permitidos ni dónde se descargará.

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS