La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 23 de Octubre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Pais

El coyoterismo se mueve en dos rutas

Miércoles, 5 de Julio de 2006

El tráfico ilegal de personas suele terminar, en ocasiones, en tragedias.

Después del tráfico de drogas, el coyoterismo es el delito que más ganancias les deja a los mentalizadores. Incluso las ingentes sumas de dinero que perciben hacen que hasta el momento ningún coyotero mayor haya caído tras las rejas. Las investigaciones siempre han quedado en la mitad del ovillo.

Tal es el poder e información que disponen los coyoteros, que hace algunos años lograron penetrar hasta el corazón de la embajada de los Estados Unidos. Un funcionario que realizaba las entrevistas y a la postre daba el veredicto final sobre si el interesado obtiene o no la visa, fue enrolado por una de estas mafias de coyoteros.

Para evitar el escándalo, la embajada estadounidense manejó el asunto con mucha cautela, Sólo dijo que el hombre fue sancionado de acuerdo a los leyes de los Estados Unidos. Pero fue conocido por muchos que mencionado funcionario recibía dos mil dólares, por cada visto bueno que daba.

Dos rutas

Según la Policía Nacional, el coyoterismo se mueve en dos rutas en el Ecuador: la legal y la ilegal. La primera es la más costosa, pues los sobornos son altos aunque hay la garantía de que todo se hace de manera legal.

Por un visado a los Estados Unidos los coyotes cobran como mínimo la 14 mil dólares por una visa. Para lograr sus objetivos se valen de todos los medios posibles.

Así, recurren a los grupos culturales, deportivos, sociales y hasta políticos, para poner en la lista de salida a varios de sus clientes. Con este sistema legal llegaron a penetrar en la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Dos dirigentes de esta organización están detenidos.

Camino ilegal

La vía ilegal es la de más peligro. Existe el riesgo de pérdidas de vidas humanas, porque generalmente se realiza por vía marítima, aunque se dan casos de viajes por avión a México y Canadá y de allí vía terrestre a los Estados Unidos. Hace poco murieron 104 ecuatorianos al hundirse la embarcación en la que viajaban.

De acuerdo con la Policía, en la ruta ilegal y que utiliza la vía marítima, actúa siempre un coyotero mayor. Estos personajes, de quienes poco se conoce porque nunca han caído tras las rejas, se mueven con mucha cautela y, de manera especial, cuentan con contactos de primer orden, en todos los niveles.

El coyotero mayor cuenta con un hombre clave y es el reclutador. Este es quien verdaderamente lo organiza todo, así, pasa la voz a los interesados en el sentido de que va a salir una embarcación, con destino a los Estados Unidos.

El reclutador también se encarga de contactar a los hoteles en el Ecuador, los buses y las embarcaciones, a fin de que el viaje supuestamente sea un éxito. Realizado este trabajo, este ciudadano es quien toma contacto en Centroamérica y los Estados Unidos, con las personas encargadas de llevar a cabo el viaje de los ilegales. Los nombres de estos ciudadanos (contactos) les son dados por el coyotero mayor.

El negocio mueve millones

La Policía no dispone hasta el momento de una cifra, sobre el monto en ganancias que les deja a los coyoteros el tráfico de ilegales, aunque se da por descontado de que son millones de dólares.

Por un viaje ilegal cada persona se compromete a pagar la suma de ocho mil dólares. Para ganar confianza de los interesados, el negocio siempre se pacta con el adelanto del cincuenta por ciento.

El reclutador recibe 500 dólares por cada pasajero, igual suma percibe el dueño de la embarcación. A los hoteleros y dueños de los buses se les paga jugosas sumas por cada contrato.

La persona que sirve de enlace en Centroamérica percibe mil dólares por viajero, mientras que el encargado de hacerles ingresar a los inmigrantes a los Estados Unidos, recibe el doble.

Desmenuzado el precio de los ocho mil dólares, a los coyoteros mayores les quedan tres mil dólares por cada viajero. Si en cada viaje van más de cien personas, ganan una suma de trescientos mil dólares por viaje.

En cuanto a la ruta legal, la ganancia es del cincuenta por ciento. De los 14 mil dólares que cobran por viaje, a ellos les queda la mitad.

Corrupción

Los coyotes han comprado conciencias y corrompido a cientos de funcionarios. Varias veces políticos, altos oficiales de la Policía, Marina y hombres de negocios, han sido denunciados por su presunta participación en casos de coyoterismo, pero nunca ha habido una sanción en firme, porque jamás una investigación llegó hasta el final.


ANÁLISIS
Se debe imponer la máxima sanción

Gustavo Medina
Ex presidente de la Corte Suprema de Justicia

La primera medida que debe aplicarse para contrarrestar el coyoterismo, es incrementar las penas para este fenómeno que es muy recurrente en el país.

Gran parte de culpabilidad para que se dé este problema, tienen las entidades públicas ya que si éstas no se prestarán para actos de corrupción el coyoterismo no se propagaría a niveles alarmantes como los actuales.

Hay que castigar a todos. La justicia debe sancionar a toda la red y no sólo a los que primero caen.

La pena para los funcionarios públicos que participen en este delito debería ser mayor por la responsabilidad que tienen con el Estado.

OPINIÓN

“Es política de la Policía Nacional la transparencia y en esa línea nos vamos a mantener, así caiga quien caiga”. Capitán Juan Zapata. Vocero de la Policía Nacional.

“El coyoterismo es difícil de comprobar, porque generalmente no hay una acusación en contra de los grandes capos, las investigaciones siempre terminan en los peces medianos”. Jorge Mena, Abogado.

CIFRAS

• 206 personas fueron detenidas en el 2005 por tráfico ilegal de emigrantes.

• 75 ciudadanos fueron aprendidos por visas falsas.

• 104 personas fueron detenidas por tener sellos falsos en sus visas.

• 1.229 ciudadanos fueron apresados por indocumentados en el 2005.

 

Otras noticias de Pais

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS