La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 1 de Octubre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Noticias Tungurahua

Primer presidente ecuatoriano

Martes, 31 de Enero de 2006

Vicente Rocafuerte nació el uno de mayo de 1783. Sus padres fueron el capitán Juan Antonio de Rocafuerte y doña Josefa de Bejarano y Lavayén. Estudió en España y Francia. Murió en Lima en 1847.

Siguió con interés el proceso de la Independencia y a su modo contribuyó con él enseñando textos revolucionarios en francés como ‘El Contrato Social’, de Rousseau.

La madre de Rocafuerte lo obligó a emigrar a los Estados Unidos (1819). La madre buscaba alejarlo del peligro de la guerra independentista. El destino buscaba poner a Rocafuerte en las capitales de los imperios que pesaban en la independencia de América. Rocafuerte no volvería a Guayaquil sino 14 años después.

Se convirtió en el primer ideólogo de la soberanía de hispanoamérica como emisario de Bolívar en España, revolucionario en México, estudioso de la libertad, tolerancia religiosa, democracia y la educación en los Estados Unidos, agente del destino de Cuba, diplomático de México en Washington y Londres y obrero del reconocimiento de la independencia de los estados hispanoamericanos en los Estados Unidos, Inglaterra, Holanda, Rusia, Suiza, Francia e Italia. Negoció préstamos para México y la Gran Colombia.

En su tercera ausencia de la patria procuró encender la llama de la unión continental. "Pero ya en 1829 había desaparecido toda esperanza de constituir una confederación hispanoamericana", como afirma Jaime Rodríguez en ‘El nacimiento de Hispanoamérica’.

Desilusionado, regresó a Guayaquil (1833), donde contrajo un tardío matrimonio con su prima Baltasara, hija del coronel Francisco Calderón, el patriota fusilado en Ibarra en 1812 y padre de Abdón Calderón, el ‘Héroe niño del Pichincha’.

La vida política de Rocafuerte en su primera diputación y su acceso a la Presidencia de la República quedó reseñada en la anterior entrega de esta serie, sobre la primera administración de Flores.

Luego de su Presidencia ocupó la gobernación del Guayas hasta 1843 e integró la convención de Quito representando a Cuenca. Y cuando se expidió la tercera Constitución ecuatoriana, que prolongaba la Presidencia de Flores hasta 1851, Rocafuerte no pudo más: renunció y se marchó a Lima, desde allí combatió el providencialismo de Flores. Depuesto Flores en 1845, Pichincha eligió a Rocafuerte para la convención de ese año reunida en Cuenca.

Elegido senador en representación de cuatro provincias, tuvo que dejar este servicio por otro más urgente: armar un frente continental contra Flores, que desde Europa preparaba una invasión al Ecuador. 

Los historiadores lo han tratado muy bien. Aunque irascible de carácter, vanidoso por razones de Estado y fácil presa del adulo a su persona, fue firmísimo en sus decisiones cuando "la felicidad y el adelanto del país estaban de por medio”.

Rocafuerte es el primer presidente que trascendiendo los intereses regionalistas y sus propios intereses de terrateniente pensó en lo público como categoría de servicio y creyó en el país.

Su pensamiento queda consignado en 17 volúmenes de ensayos, cartas, discursos y polémicas. Ecuador se benefició durante ocho años del talento ejecutivo de Rocafuerte como Jefe Supremo del Guayas, Jefe Supremo de la República, Presidente del país y Gobernador de Guayas entre 1839 y 1843.

Rocafuerte fue el verdadero ‘re-creador’ del Estado ecuatoriano, y no porque lo hubiese sacado de la nada, sino porque lo sacó del caos en que se hallaba, sumido por las circunstancias reseñadas.

Las líneas maestras de esta ‘re-creación’ fueron el ordenamiento económico-administrativo, la educación del pueblo, la reforma social y el principio de autoridad.

Cuando asumió al poder había dos escuelas en total en Quito, nada de Hacienda Pública ni cuentas, ni dinero. Rocafuerte impuso la creación de escuelas, colegios, museos, una guardia nacional; modernización de la enseñanza universitaria aumentando las cátedras, organización de barcos para la navegación fluvial, organización de una compañía de bomberos en Guayaquil, construcción de caminos públicos, control de contrabando, reglamentación de la venta de sal, tabaco. Construcción de Iglesias, cuarteles, locales escolares, vías, puentes, etc.
Estableció la policía marina, dictó la primera Ley de Hacienda, promulgó el primer Código Penal Ecuatoriano que rigió hasta 1872.

Para entregarse por entero a la tarea constructiva tuvo que imponer el orden a veces con demasiado rigor, para el efecto no vaciló en fusilar o desterrar, especialmente a oficiales y soldados revoltosos.

Un grave error se cometió en su administración, error que fue consecuencia de otro cometido por Flores, al no enviar la delegación ecuatoriana a discutir la Deuda Externa, sin embargo al Ecuador se le declaró codeudor de los créditos contraídos en Inglaterra para financiar las campañas colombianas.


"RE-CREADOR DEL ESTADO"
Demostró que la república era gobernable y la patria, edificable. Recibió un país dividido y entregó un Estado con orden y progreso. Para lograrlo se jugó entero por sus principios modernistas: si ellos le exigían que pasara por tirano a fin de extirpar la anarquía, Rocafuerte no vaciló en hacerlo, pues sabía por experiencia que la anarquía tolerada conduce a la tiranía perpetua. Rocafuerte reprimió con más dureza que García Moreno y que Alfaro, pero nunca trató de permanecer en el poder más allá del tiempo asignado por el mandato de la ley porque nunca renunció a sus convicciones democráticas.

Fuentes: Simón Espinosa y Humberto Oña.

DIGNIDADES >>
Datos claves

> Jefe Supremo del Departamento del Guayas: 10 de septiembre de 1834 al 22 de junio de 1835.
> Jefe Supremo del Estado: 22 de junio al ocho de agosto de 1835.
> Período Presidencial: ocho de agosto de 1835 a 31 de enero de 1839.
> Primera Dama: Baltasara Calderón.
> Vicepresidente: Juan León.
   


 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS