La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 30 de Octubre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Economía

Las hidroeléctricas ¿solución al problema energético?

Domingo, 5 de Mayo de 2013

La producción de energía bruta en el 2011 a escala nacional fue de 21.838,73 GWh y al 2012 pasó a 23.085,92 GWh, esta última cifra según datos preliminares del Consejo Nacional de Electricidad (Conelec).


En términos generales en el 2011 del total de la energía bruta a nivel nacional, el 52,27% correspondió a la energía producida por fuentes renovables (hidráulica, fotovoltaica, etc.), el 41,80% a fuentes no renovables (térmica) y el 5,93% a la importación de energía. El mayor porcentaje de producción de energía por medio de fuentes renovables fue consecuencia de las mejores condiciones hidrológicas presentadas en las cuencas que alimentan las principales centrales hidroeléctricas, según establece el informe de ese año.
Además, en el año anterior la importación de energía fue 238,20 GWh, de la que 236,03 provino de Colombia y 2,17 del Perú. En el mismo período se exportó un total 11,9 GWh siendo Colombia la que más recibió con 6,5 GWh y Perú con 5,4 GWh.


El cambio de matriz energética


El Gobierno ha propuesto el cambio de matriz energética con el objetivo de dejar de depender del petróleo en la generación eléctrica y así fomentar la productividad. Con esta propuesta se busca incrementar la participación de las energías renovables a través de la ejecución de los proyectos hidroeléctricos contemplados en el Plan Maestro de Electrificación y reducir las importaciones de derivados de petróleo.


En el enlace ciudadano 317 emitido desde Riobamba, provincia del Chimborazo, el presidente Rafael Correa señaló que “de la matriz energética eléctrica, 60% es hidráulica, renovable y 32% termoeléctrica. En el 2016 el 93% será hidráulica”.

 

Los proyectos


Dentro de esta propuesta se manejan nueve proyectos emblemáticos que consisten en la construcción de centrales hidroeléctricas en diferentes zonas del país (ver infografía). Estos proyectos son: Coca Codo Sinclair, Delsitanisagua, Manduriacu, Mazar Dudas, Minas San Francisco, Quijos, Sopladora, Toachi Pilatón y Villonaco, este último de carácter eólico, que en total, de acuerdo a las proyecciones permitirán generar 15.725,27 GWh/año. En cuanto al financiamiento externo, siete de estos proyectos se realizan con créditos chinos a través de su Banco de Desarrollo y Eximbank.


Aunque la propuesta es tener operativas estas plantas en el 2016, a febrero de 2013 la que más avanzaba era la central Coca Codo Sinclair que registraba un progreso del 41,18%, mientras que el resto se encontraba entre el 6% y 23%.


Caso aparte dentro de estos proyectos es el parque Eólico Villonaco, ubicado en Loja, que a partir del 2 de enero de 2013 entró en operación entregando energía al Sistema Nacional Interconectado, y que aprovecha el viento para su operación. La producción energética estimada de este proyecto es de 59 GWh/año, que permitirá cubrir aproximadamente el 23,4% de la demanda de las provincias de Loja y Zamora Chinchipe.


Criterios contrapuestos


La generación eléctrica a través de un cambio de matriz energética genera diversas reacciones en varios sectores productivos del país. Para unos analistas se deben aprovechar los recursos como el petróleo, mientras que otros ven en las centrales hidroeléctricas un buen futuro para el desarrollo productivo del país a través de las energías alternativas.


René Ortiz, exministro de Energía y exsecretario general de la OPEP, considera que el cambio de matriz energética está mal planificado, ya que al utilizar energía no solo hidráulica sino también eólica, fotovoltáica, entre otros, se tendrán que generar subsidios.

 

“Hay que tomar en consideración cuánto le han costado a Europa los subsidios a las energías alternativas al petróleo, gas natural y carbón. Las energías alternativas no son baratas y un país se desarrolla aprovechando sus fuerzas internas: tengo petróleo, uso petróleo”, manifestó el experto.


Añade que está de acuerdo en la construcción de las centrales hidroeléctricas para aprovechar los caudales de los ríos, ya que el Ecuador es rico en este tipo de recursos. Sin embargo, considera que no ha existido mucha agilidad para poner en marcha el avance de estos proyectos “que son los mismos que estaban en camino, por lo que no hay ninguna novedad en la propuesta”. Advierte que al paso que van las construcciones no serán una solución al problema energético del país y que cuando ya entren en funcionamiento no servirán de mucho porque habrá mayor necesidad de energía eléctrica, mayor consumo y a la final se deberá recurrir a la generación a través de procesos que hoy se tratan de superar.


En cambio, Víctor Hugo Albán, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, discrepa con este criterio y asegura que la propuesta está bien planteada, estudiada, analizada y que responderá a las necesidades del país. Según su criterio, “la inversión en las hidroeléctricas es positiva. Para el 2016 vamos a tener esas centrales y vamos a empezar a exportar energía, lo que es bueno para el país”.


El economista considera que así se dejará de depender de parte de la energía colombiana y que tendremos nuestras propias fuentes de suministro logrando costos más baratos y convenientes. “Muchas empresas se han ido de aquí ya que la energía eléctrica es deficitaria, los inversionistas en muchos casos tenían a ése como uno de los reparos para venir al país”, considera Albán.



El otro enfoque


Los proyectos hidroeléctricos y su financiamiento por parte de China han llamado la atención de los analistas. Albán considera que sería interesante conocer en qué condiciones se da tal inversión. El presidente del gremio de economistas considera positiva la participación china, sobre todo por los montos que se necesitan en inversión para obras de gran envergadura. “Lo que se ha dado a nivel general en este tipo de contratos es la venta anticipada de petróleo ecuatoriano”.


Pablo Lucio Paredes, analista económico, en su libro ‘Revolución ciudadana, tanto para tan poco’, siembra dudas sobre el costo del Coca Codo Sinclair aunque lo tilda de “proyecto enorme y valioso”. Se pregunta: ¿cuál será su costo final?, ¿cuánto gana realmente China con esto?, ¿cuánta energía realmente producirá dadas las condiciones geográficas de la zona? Sin embargo, añade que con las hidroeléctricas el costo de la electricidad bajará paulatinamente, que es parte del progreso.


En tanto Pablo Rivera, decano de la Facultad de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Escuela Politécnica Nacional, ve ventajas en las centrales hidroeléctricas porque no solo aportan al desarrollo del país sino del mundo ya que es energía limpia que favorece el ecosistema. “Es necesario que despunte la energía renovable utilizando no solo el recurso del agua, sino del sol, del viento, que no son contaminantes con el sistema y esto en sí ya es positivo no solo en materia económica sino también en lo relacionado al cuidado del medio ambiente”, dice.


Añade que Ecuador le apuesta a las hidroeléctricas para aprovechar la riqueza de los ríos que hay en el territorio y que esto se traduce en beneficios económicos para el país ya que estará en la posibilidad de comercializar energía eléctrica a países vecinos como Perú y Colombia.


Además, recuerda que los derivados del petróleo utilizados para las centrales térmicas son limitados, ya que son recursos no renovables por lo que hay la necesidad de reemplazarlos por generación hidroeléctrica. Auque reconoce que son proyectos caros, recuerda que uno de los problemas que afrontaba el país con las centrales térmicas eran los continuos apagones que, espera, no se vuelvan a repetir con el cambio de matriz energética.

 

 

Las hidroeléctricas ¿solución al problema energético?

Pablo Dávila, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Industrias del Ecuador.

 

Entrevista

“Exportar energía nos haría más competitivos”

Desde el sector empresarial, Pablo Dávila, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Industrias del Ecuador (FEDIN), expresa el impulso que darán las centrales hidroeléctricas al aparato productivo del país.



¿Cuál es la visión del sector industrial respecto al cambio de la matriz energética?


Es fundamental porque el costo de energía es base para el desarrollo productivo en cualquier país del mundo. Para nosotros es realmente importante que se consoliden los megaproyectos hidroeléctricos. Es muy importante que Coca Codo Sinclair funcione adecuadamente. Entendemos que una de las expectativas del Gobierno es convertirse también en un exportador de energía lo que sería bueno porque en términos concretos eso implicaría abaratar el costo de la energía, lo que nos hace a nosotros más competitivos.



¿Y sobre la ejecutabilidad de la propuesta?


Hay que saber enfocar claramente cuál va a ser el norte final de desarrollo, porque hay energías de diferentes tipos: tradicionales, eléctricas, alternativas, y hay que saber que las inversiones son extremadamente fuertes y sin un apoyo directo del Estado, estas energías no van a evolucionar. Yo creo que el Gobierno hace muy bien en potenciar la capacidad para generación a través de los recursos hídricos y consolidar los proyectos de este tipo.



¿Sí es posible dejar de depender de la generación petrolera?


Eso depende de los plazos. Creo que no podemos pensar en una sustitución de corto plazo, eso es imposible hacerlo. Pero, debe darse esa sustitución paulatinamente. El Ecuador debe analizar bien cuál es su matriz energética y cuál es la matriz energética mundial. Hay un dato que dice que en el 2017, Estados Unidos va a ser el principal productor de gas y de petróleo en el mundo y esto afectará el cambio de la matriz energética en el mundo, porque obviamente Estados Unidos que es uno de lo más grandes consumidores, va a generar un cambio en demanda y en oferta.


¿Cómo analizan la inversión china en este campo que otros sectores han cuestionado?


Creo que en términos generales, sin limitarme al tema hidroeléctrico, lo que el Ecuador necesita es inversión calificada, real. Necesitamos que cualquier persona, independientemente de su origen, inyecte capital a la economía, capital real, que genere movimiento y fuentes de trabajo. Esa es la realidad a la que debemos apuntar en cualquiera de los segmentos. Lo que pensaría es que el Ecuador tiene que definir con claridad la línea de su desarrollo para concentrar la inversión que logremos obtener en esos temas y evidentemente los proyectos hidroeléctricos deben ser la base de ese modelo de desarrollo.

 

 

Estrella. El Coca Codo Sinclair tiene un avance del 41,18%.

 

Coca Codo Sinclair: el proyecto emblemático

La central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair es el proyecto estrella de este Gobierno. Según la página oficial de esta empresa, fue el 31 de enero de 2008 cuando el Consejo Nacional de Electricidad, Conelec, declaró de alta prioridad a esta central que se levanta en la provincia del Napo, cantón El Chaco.


El 7 de febrero de ese mismo año la Compañía de Generación Termoeléctrica Pichincha, Termopichincha S.A. y la Compañía Energía Argentina S.A. Enarsa, constituyeron la Compañía Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair S. A. Cocasinclair como compañía anónima para viabilizar el financiamiento del proyecto en un 70% por Termopichincha y un 30% por Enarsa.


En septiembre de 2009, los argentinos transfirieron, vendieron y cedieron a la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC), la totalidad del paquete accionario. Luego, el 26 de mayo de 2010, se transformó en Empresa Pública Estratégica Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair EP, como persona jurídica de derecho público, con patrimonio propio, dotada de autonomía presupuestaria, financiera, económica, administrativa y de gestión.

 

El área hidrológica que aporta al proyecto está constituida por la cuenca del Río Coca hasta el sitio Salado (sitio de presa), que cubre una superficie de 3.600 km2. La cuenca está bordeada por la Cordillera Central con elevaciones como el Cayambe, el Antisana y otras menores. De acuerdo a las proyecciones, los beneficiarios directos serán 16.559 habitantes correspondientes a los cantones donde se encuentra ubicado el proyecto, e indirectos el resto de población.

 

Entrada china


En el 2010, Ecuador suscribió el contrato de crédito con el Eximbank de China por 1.682,7 millones de dólares para construir la hidroeléctrica. Sin embargo, los problemas no están ausentes en este proyecto. Así, en noviembre de 2012 alrededor de 30 trabajadores de la empresa china Sinohydro, ejecutora del proyecto, acudieron a la Asamblea Nacional para denunciar abusos laborales.

 

Los obreros reclamaron por maltratos físicos, incumplimientos en temas de salud, alimentación y salarios.


En respuesta, la empresa a través de un comunicado, indicó que en coordinación con el Ministerio de Relaciones Laborales, realizan un seguimiento para que se respete el derecho de los trabajadores.
 


4’398.567
clientes regulados a nivel nacional con servicio de energía eléctrica hubo en el 2012
 

 

El dato
La producción de energía bruta a enero de 2013 fue de 1.987,03 GWh, según información preliminar.

 

Otras noticias de Economía

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS