La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 24 de Abril de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Policial

Presunto asesino tiene 11 días para entregarse

Miércoles, 3 de Octubre de 2012

Presunto asesino tiene 11 días para entregarse

La mañana de ayer, martes, en una vivienda ubicada en el sector Codesa, familiares de los hermanos Rodrigo Neptalí y Juan Jacobo Lara Cuero asesinados a tiros la madrugada del domingo anterior, observan detenidamente fotografías de las víctimas y recordaban los gratos momentos que disfrutaron junto a ellos, mientras estuvieron vivos.

En ese grupo de persona se encontraban dos niños de 3 y 5 años de edad, respectivamente, hijos del extinto Juan Lara Cuero, quienes jugaban sin imaginarse el dolor que embargaba a su progenitora que los veía como corrían en la calle sin asfalto.

El dolor y consternación embarga a la familia Lara-Cuero, por los crímenes a sus parientes, asesinatos de los cuales se responsabiliza al policía Jonathan Quinde Valencia, quien sigue prófugo; la Policía lo ha buscado en Esmeraldas y San Lorenzo y no lo ha podido encontrar para que responda ante la justicia por los delitos que le imputan.

Que se entregue

Mientras los familiares de los muertos realizan los trámites judiciales para que se capture al presunto criminal y se lo sancione; la Policía busca aprehenderlo, se han allanado casas en Esmeraldas sin resultados positivos, en el cantón San Lorenzo también se lo ha buscado; según se conoció, hasta la mamá está desaparecida.

La mañana de ayer, el jefe provincial de la Policía en Esmeraldas, Fausto Carrillo en declaraciones a la prensa exhortó al uniformado a que se entregue voluntariamente, para ello le da 11 días, caso contrario será subido a la lista de los delincuentes ‘más buscados’.

Se conoció que el presunto asesino estaba con descanso médico por tres días, debía presentarse el lunes anterior y no lo hizo. Familiares de los dos jóvenes asesinados afirman que la madrugada del domingo anterior cuando se registraron los crímenes, el gendarme presuntamente se encontraba en estado de embriaguez y acompañado de tres hombres que también serían policías.

Le descargó el arma

Ayer, un amigo de los jóvenes asesinados comentó que un testigo de los crímenes le refirió que la madrugada del domingo, los hermanos Lara-Cuero después de salir de la discoteca ubicada en el sector ‘La Chamera’, se subieron a la motocicleta y al encenderla el ruido molestó al policía Jonathan Quinde Valencia que los insultó.

“Mientras Juan y Rodrigo se retiraban en la moto el policía les apareció adelante y con una miniuzi les disparó, Rodrigo con dos heridas en una de las piernas cayó al piso y fue acribillado por el gendarme que le descargó el arma, luego le puso otra alimentadora a la miniuzi y salió a alcanzar a Juan”, comentó el amigo de los dos asesinados.

Agregó que Juan, pese a estar herido caminó unos 300 metros tratando de escapar; supuestamente fue interceptado por las tres personas que andaban en el carro, cómplices del presunto criminal, al parecer ellos, también habrían ayudaron a matar a Juan.

Avisó a la Policía

“Después que asesinaron a Juan el criminal y sus cómplices lo dejaron como crucificado (con los brazos abiertos y las piernas juntas) y se le llevaron una de las lonas que cargaba puesta”, afirmó el amigo de las víctimas.

El testigo presencial del crimen tomó a Rodrigo Neptalí Lara Cuero, en sus brazos y éste aún con signos vitales le dijo ‘no me dejes morir, yo no hice nada’.

El joven que se llenó la ropa de sangre de su amigo, caminó hasta la prevención de la Policía y pidió ayuda para trasladar a Rodrigo hasta el hospital móvil donde lamentablemente falleció, pero alcanzó a contarle a su mamá que un policía lo había disparado y que le pregunte a una chica que vio todo.

Creyó que había escapado

El testigo, creía que Juan Jacobo Lara Cuero, había logrado escapar de su verdugo, mas no fue así, porque a unos 300 metros de donde fue baleado su hermano, el joven estaba muerto tirado en el piso.

A los familiares de los dos fallecidos les fueron a avisar a Codesa que solo Rodrigo había sido asesinado y que Juan estaba herido, cuando fueron a constatar la novedad encontraron a Juan sin vida tirado en la calle y la Policía lo trasladó hasta la morgue del cementerio.

Los deudos consideran que los jóvenes fueron asesinados con dos tipos de armas de fuego; a Rodrigo lo habrían matado con una miniuzi y a Juan supuestamente con una calibre 9 milímetros; las investigaciones despejaran esta hipótesis.

Quedaron 3 hermanos

Rodrigo Neptalí y Juan Jacobo Lara Cuero, asesinados a tiros presuntamente por un policía, eran hijos de Neptalí Lara y Bacilia Cuero, quienes procrearon cinco hijos; tres varones y dos mujeres. Los ahora fallecidos eran el segundo y últimos de los cinco hermanos.

Tres niños menores de edad y dos viudas han quedado en la orfandad, los ahora fallecidos eran quienes llevaban el sustento a sus hogares.

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

FOROS

  •  No hay temas

REVISTAS