La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Viernes, 24 de Octubre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Vida y Salud

Jóvenes informados, más responsables con su sexualidad

Lunes, 5 de Marzo de 2012

COMUNICACIÓN. Son los padres quienes deben enseñar a sus hijos acerca de la sexualidad.

Según el Censo de Población y Vivienda que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC) realizó en 2010, el 17,2% de mujeres entre 15 y 17 años dieron a luz al menos una vez en Ecuador, porcentaje que corresponde a 121.288 adolescentes.

Una de ellas es ‘Daniela Rodríguez’ (nombre protegido) quien quedó embarazada a los 17 años, mientras cursaba sexto curso. “Estaba muy asustada, no quería tener que asumir esa responsabilidad, sobre todo porque tenía muchos sueños a los que tuve que renunciar”, comenta la joven, quien ahora tiene 25 años, está casada y junto a su esposo cría a un niño de siete años.

Situación que crece
Susana Guijarro, líder de Salud en la adolescencia del Ministerio de Salud Pública (MSP), comenta que el tema de los embarazos adolescentes se ha convertido en algo cada vez más preocupante porque durante la última década, el número de jóvenes entre 10 y 14 años que se convierten en madres ha aumentado un 74%, mientras que la cifra en chicas entre 15 y 19 años aumentó un 9%.

En una comparación que realizó el MSP en cuanto al número de embarazos adolescentes registrados en la Maternidad Isidro Ayora, se evidenció que durante 1998 la cifra llegó a 16%, en 2008 alcanzó 26,5% y en 2010 fue de 27%, lo que muestra un aumento de casos.

Además, Guijarro señala que el índice de embarazos adolescentes en Ecuador es el más alto del área andina.

Cada vez más temprano
En Ecuador, por cada 1.000 niñas entre 12 y 14 años, nueve ya son mamás, indican las cifras del MSP.

Para Guijarro esto es preocupante pues los estudios también revelan que mientras más temprano se inicia la maternidad, más posibilidades hay de nuevos embarazos durante la adolescencia.

Armando Chávez, gineco-obstetra, miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Ginecología y Obstetricia y Presidente de SEGO Pichincha, explica que una mujer puede quedar en estado de gestación desde que ha tenido su primera menstruación.

“Se sabe que en las últimas décadas ha disminuido la edad en que la mujer tiene su primera menstruación, antes el promedio era de 13 o 14 años, pero esto ha bajado y hay niñas que a los 9 o 10 años ya tienen su primera menstruación”, comenta el especialista, quien agrega que esto conlleva a un riesgo más temprano de quedar embarazada si se tienen relaciones sexuales sin protección.

Esto se puede deber a una serie de influencias externas que ayudan a que el sistema endócrino de la mujer ‘despierte’ más temprano. Entre estas influencias están “el bombardeo de publicidad y el estilo de vida de cada persona (calidad de la alimentación y si hace o no actividad física)”.

Educación en la familia
Según Guijarro, la familia es el núcleo donde los jóvenes aprenden sobre valores y estilos de vida. Asimismo, son los padres los encargados de enseñar a sus hijos a establecer proyectos de vida que puedan cumplir, sin que este se enfoque únicamente en la cantidad de hijos que quiere tener, ni en la profesión, sino en un abanico completo de opciones.

Cristina Ulloa, presidenta de la Cooperación para la Prevención de Embarazos no Deseados Ecuatoriana (Copprende), asegura que si los progenitores cumplen su parte y les explican a sus hijos acerca de la importancia de estar ocupados y trabajar por alcanzar sus metas, y refuerzan esto con una explicación acerca de la sexualidad, la planificación familiar y el correcto uso de anticonceptivos, los jóvenes podrán tomar decisiones inteligentes y sabrán cómo cuidarse en caso de decidir el inicio de su vida sexual.

Programación y anticoncepción
“Cada uno tiene la decisión en sus manos, nadie puede elegir por otra persona”, comenta Ulloa, quien agrega que con una buena base educativa los adolescentes tienen la posibilidad de escoger entre abstención, postergación del inicio de la vida sexual o empezarla. Pero es sumamente trascendental utilizar protección para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

Para Chávez es importante que los jóvenes usen doble seguridad porque durante esa etapa de la vida las relaciones sentimentales no son estables y los chicos cambian frecuentemente de pareja, lo que aumenta el riesgo de contraer cualquier infección o patología que se contagie por vía sexual.

“No hay ningún método anticonceptivo que sea 100% seguro”, señala el especialista y explica que los preservativos son la mejor forma de evitar enfermedades de transmisión sexual, pero es un método que no tiene buena eficacia anticonceptiva ya que tiene un 20% de probabilidades de fracaso.

Por eso recomienda que aparte de condones, las mujeres utilicen métodos hormonales, que pueden encontrarse en diferentes presentaciones: pastillas diarias, parches semanales, inyecciones mensuales o anillo vaginal mensual, los cuales tienen una eficacia del 99%.

EL DATO
El Ministerio de Salud Pública asegura que los jóvenes pueden tener acceso gratuito a anticonceptivos en todos los centros de salud de primer, segundo y tercer nivel.

Realidad

Embarazos adolescentes

>>En Ecuador hay 3.684 niñas que ya son madres.
>>Por cada mil niñas en edades entre 12 y 14 años, nueve son madres.
>>El 17,2% de las adolescentes entre 15 y 19 años son madres.
>>45% de las adolescentes embarazadas no trabajaban ni estudiaban cuando quedaron embarazadas.
>> Uno de cada cinco partos corresponde a adolescentes menores de 19 años.

TOME NOTA
En caso de necesitar información o consejería en temas de salud sexual y reproductiva, anticonceptivos y planificación familiar, contáctese con:
1800 4455566
1800 773836
www.plenasexualidad.com

 

Otras noticias de Vida y Salud

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS