La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Domingo, 21 de Diciembre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Noticias de Quito

Señas ponen en apuros a padres de niños sordos

Jueves, 16 de Febrero de 2012

Inclusión. Los niños ciegos y sordos reciben una educación basada en sus discapacidades.

Estéfano N. es un niño sordo de 12 años que apenas conoce el mundo porque su condición le ha obligado a percibir el mundo de una manera diferente.

Lo que más le afecta es que su madre, Jackeline V., no se puede comunicar de una forma fluida porque no conoce bien el lenguaje de señas que él domina.

Estefano asiste al Instituto Especial para Niños Ciegos y Sordos Mariana de Jesús, donde siempre aprende nuevas formas de mover manos y dedos para comunicarse con su madre y con otras personas que viven con discapacidad auditiva.

Junto a sus cinco compañeros, entre los que se incluye un niño ciego, Estefano intentan aprender a ser un chico independiente pero la falta de autoinstrucción por parte de su madre complica su situación.

Aprender el lenguaje de señas es como vivir en otro planeta, reconoce su madre, quien confiesa que “ha sido muy complicado porque es un idioma distinto y si uno no lo practica constantemente se olvida. Lo más difícil es poder expresar sentimientos solo con la cara o las manos”.

El meollo

Silvana Gaibor, profesora del Instituto Especial para Niños Ciegos y Sordos Mariana de Jesús, cuenta que el problema que enfrentan muchos padres es que “no hay un lenguaje unificado de señas. Además, “los padres de niños sordos no hacen un esfuerzo por aprender el lenguaje de sus hijos y tienen problemas para comunicarse. Las señas básicas no arman un lenguaje”.

A pesar de manejar el lenguaje de señas de una manera fluida, Gaibor cree que incluso a ella le falta mucho trabajo para dominar esta forma de comunicación.

Constancia

“Este es un trabajo diario. Si nosotros no practicamos todo el tiempo su forma de comunicación, jamás podremos entenderlos, ni ellos a nosotros. La falta de práctica es el problema con los padres”, dice Gaibor.

Esta maestra comenta que los problemas suelen darse con padres que no tienen problemas auditivos. Esto, porque se niegan a aprender y a practicar con constancia el sistema de señas.

“Piensan que seguir un curso o dos en un determinado instante es suficiente, pero esto no sirve, hay que ser constantes”.


Evaluación necesaria

Silvana Gaibor, profesora del Instituto Especial para Niños Ciegos y Sordos Mariana de Jesús, mencionó que se debería evaluar a los profesores que enseñan a niños sordos, tanto en la parte educativa como en la parte teórica, ya que para enseñar “uno tiene que estar preparado psicológicamente, teóricamente, curricularmente y prácticamente. La evaluación nos demostrará qué tan bien preparados estamos los docentes”.


El dato
Existen tres institutos en la ciudad para niños sordos

Tome Nota
Para mayor información llame al: 2440844


Direcciones
Los institutos

El Instituto Especial para niños ciegos y sordos Mariana de Jesús está en la Isla Seymour N44-91 y Río Coca.

El Instituto Nacional de Audición y Lenguaje se ubica en la Machala N51-15 y Fernando Dávalos.

La Fundación de Educación especial para deficientes auditivos está entre las calles De los Tulipanes E12-47, Los Laureles y de los Rosales, Pasaje A, casa N5.

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

Galería de Fotos

Se encienden las luces en el Panecillo

1 de 3 Fotos | 
1 de 2 Galerías

REVISTAS