La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Martes, 22 de Julio de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Portoviejo

El maestro es un servidor público

Viernes, 16 de Septiembre de 2011

Trabajo. Los docentes tienen más obligaciones.


Este es un padecimiento que provoca estrés en el organismo ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo, que incluye fatiga crónica, ineficacia y negación de lo ocurrido.
Ante esto, el director provincial de Educación (e), José Pico, dijo que no existe ningún argumento válido para negar la obligatoriedad que tienen los maestros de laborar las 8 horas diarias, en virtud de que los educadores ecuatorianos son servidores públicos. “La Constitución de la República del Ecuador establece que todos los servidores públicos deben laborar 8 horas, así como lo ratifica la nueva Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) que está  en vigencia desde marzo del presente año”, dijo el funcionario que estaba ayer como director ante la calamidad doméstica de Juan Abel García.
Pico es el jefe de supervisores de la provincia. Manifestó que lo que sí se espera es que se apruebe el reglamento de la ley donde se definiría la entrega de recursos para el refrigerio o almuerzo como lo tiene la mayoría de servidores públicos. Sostiene que será cuestión de acostumbrarse a los nuevos horarios como lo han hecho todos los servidores públicos del país. 

Qué se busca
Según el Ministerio de Educación, la jornada de 8 horas laborales contribuirá a mejorar la calidad de las instituciones educativas. Se señala que el docente al brindar seis horas pedagógicas diarias a los estudiantes, fuera de los recreos y momentos de entrada y salida al centro educativo, entrega entre 4 y media y 5 horas diarias de clases y no las 3 horas o menos que tradicionalmente han recibido los educandos.
Se indica que la investigación de muchos años en países en desarrollo demuestra que extender las horas efectivas de clase para los estudiantes incrementa su aprendizaje.
Adicionalmente, habrá un tiempo especial de atención a madres y padres de familia, sin tener  que reducir el tiempo de clases, para poder conversar con ellos sobre las dificultades que puedan tener sus hijos, así como para hacerles sugerencias sobre cómo ayudarles a mejorar su aprendizaje. “Los docentes tendrán un tiempo asegurado dentro de la jornada laboral para planificar sus clases y evaluar trabajos, lo que les permitirá desarrollar otras actividades en su tiempo libre”, se indica a través de un informe de la Secretaría de Estado.
Concomitantemente, se explica, los estudiantes con diferentes ritmos de aprendizaje, con dificultades en ciertas materias, o que hayan faltado por enfermedades o calamidades domésticas podrán obtener atención y apoyo por parte de sus docentes para nivelarse en relación al resto de sus compañeros.

Detalles
Otros aspectos

 1.- Las instituciones educativas contarán con un tiempo semanal para reuniones de equipos de docentes por materia, por grado y de toda la institución, para tomar decisiones curriculares que aseguren continuidad del aprendizaje de grado a grado y así prevenir repeticiones innecesarias o subsanar vacíos en el aprendizaje de ciertos saberes esenciales en cada asignatura.
2.- Los docentes tendrán la opción de dedicar hasta cuatro horas semanales (10% de la jornada laboral) para atender cursos de formación continua, ofrecidos por el Ministerio de Educación a través del SIPROFE.
3.- Las autoridades de las instituciones educativas y los docentes podrán tener un tiempo dentro de la jornada para profundizar los temas estudiados en los cursos de SIPROFE que están tomando colectivamente, y decidir cómo aplicar en sus aulas eso que están aprendiendo.