La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 18 de Septiembre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Noticias de Quito

Recordemos la tradición del Mercado Santa Clara

Viernes, 10 de Junio de 2011

Delicias. Doña Mariana Morales muestra su especialidad: la comida criolla, que es muy sabrosa.

Los colores llamativos de las paredes, y la mezcla de olores y sabores hacen de él un lugar lleno de vegetación y riqueza natural con alegría. Se trata del Mercado Santa Clara, al centro-norte de la ciudad, que en este año empezó con la remodelación en sus áreas de venta desde el parqueadero de carga hasta el patio de comidas, donde la limpieza es notoria.

A través de la Comisión Metropolitana de Limpieza de Quito se asignan limpiadores que visitan el Mercado cada tres días a la semana. Sin embargo, los 260 puestos que existen también están comprometidos en mantener su buena presencia e higiene.

Los vendedores
La buena actitud y la amabilidad del vendedor es lo primordial en los puestos de venta. Mariana Morales, vendedora de verduras, recibe a sus clientes con una sonrisa. Con su llamado característico: “venga, venga, patroncita, caserita lleve tomate, aguacate, papa, cebolla... lo que le falta para su comida”, consigue la atención no solo de uno sino de muchos compradores en este lugar.

Patio de comidas
Aquí fue el inicio de la remodelación en el Mercado Santa Clara. Son 20 puestos en donde se ofrecen los tradicionales caldos de manguera, de treinta y uno y los famosos secos de gallina criolla, de pollo, de lengua, de carne, de chivo, de ubre, entre otros; sin faltar la guatita, el hornado, la fritada... en sus menús. “Yo trabajo aquí desde que nací, mi mamá inició con su negocio y ahora tengo yo el puestito”, expresa Martita (40), dueña de su puesto desde hace 13 años.

La relación entre vendedores y clientes se caracteriza normalmente entre risas y bromas. Por lo regular juegan con el nombre del plato que venden, por ejemplo, al seco de lengua lo ofrecen: “A ver, mi patrón, ¿quiere seco de lengua larga o corta?” y el cliente muestra una sonrisa que no puede evitar y muchas veces deleitarse con un plato. Esto como una anécdota cotidiana.

Los mariscos a la mesa son la especialidad de muchas vendedoras en el patio. Miriam Hati (48) vende ceviches, encebollados, pescado apanado y más variedades marinas que se pueden comer. “La dedicación que le pongo en cada plato, lo hace delicioso. Trabajo con tres ayudantes en mi local”, manifiesta.

Bebidas y hierbas
Una distinción son las jugos de tamarindo, zanahoria, mora, taxo, coco y el afrodisíaco borojó. Las aguas de limón y de tamarindo tampoco pueden faltar.

También existen puestos de hierbas medicinales como jengibre, valeriana, anís, papaya, entre otras.

Las personas del sector y de varios lugares de la provincia visitan este lugar característico y tradicional de Quito. El Mercado está para quien le guste disfrutar de un ambiente sano y tradicional del Ecuador.

Historia
El mercado Santa Clara existe desde 1969 y ha tenido dos restauraciones. La última fue hace 15 años. Ana Luisita, como todos la conocen, es la verdulera más antigua del mercado, tiene 60 años y su puesto de verduras ha sido su fuente de ingresos desde que tenía 20 años.

Este tradicional mercado pasó de estar ubicado en el extremo norte, hace muchos años, a ser uno céntrico. Circulan estudiantes, amas de casa, oficinistas y comerciantes.

Datos
Un toque para el Mercado son las tiendas que se encuentran por fuera. Existen 15 a 20 almacenes que venden ropa.

La remodelación de la zona de alimentos perecibles, mariscos, carnes, y el área de huevos y lácteos, está en proceso en el segundo piso.

Horarios: de lunes a viernes de 07:00 a 17:00. Sábados y domingos de 08:00 a 14:00.

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

Galería de Fotos

La moda de ponerle vida a las uñas

1 de 10 Fotos |  Fiel. Rodrigo Estévez aún conserva el viejo furgón en el que empezó a trabajar.
1 de 2 Galerías

REVISTAS