La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 1 de Octubre de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Opinión

El acoso laboral

Miércoles, 8 de Diciembre de 2010

El término mobbing proviene del verbo inglés to mob, que significa acosar, asaltar, atropellar, atacar en masa a alguien. El acoso laboral se debe a numerosas causas como: celos, envidia, competencia, problemas de tipo personal, entorpecer el trabajo de su compañero para deteriorar su imagen; críticas a las labores que realiza; amenazas verbales o escritas; gestos de rechazo o menosprecio, ridiculizar y calumniar; ataques a creencias religiosas; interés en disminuir su capacidad, rendimiento y responsabilidad laboral; asignación de tareas complejas a la capacidad; persecución mediante un control estricto y riguroso, etc.

En las relaciones de trabajo el mobbing laboral está determinado por actividades laborales tendientes al acoso psicológico del trabajador, materializado por conductas agresivas, humillantes y vejatorias de sus superiores o compañeros de trabajo, cuyos efectos son desbastadores y afectan varios ámbitos de la vida de las personas, con implicaciones negativas para la víctima, la familia, la propia organización laboral y la sociedad en su conjunto. Este es un acto antijurídico contrario a lo que prescriben los artículos 33; 66, numerales 18, 19, 20 y 21 y 326 numeral 5 de la Constitución de la República del Ecuador, normas que garantizan a las personas trabajadoras el pleno respeto a su dignidad, una vida decorosa, remuneraciones y retribuciones justas y el desempeño de un trabajo saludable; el desarrollo de sus labores en un ambiente adecuado y propicio; el derecho al honor y al buen nombre, la protección de sus datos de carácter personal; a la intimidad personal y familiar.

Pero, resulta que el Código Penal en vigor, no tipifica una serie de conductas delictivas que surgen en las relaciones de trabajo, cuyos actos afectan a bienes jurídicos de especial significación social, produciendo consecuencias físicas y psíquicas que generan cuadros de ansiedad, dolor, inestabilidad, depresión y otros estados de ánimo que afectan la integridad personal de los trabajadores. Por esto, sugiero la inmediata introducción de una reforma legal que llene este vacío existente en nuestro orden jurídico penal, mediante nuevas normas jurídicas que tipifiquen el delito de acoso laboral, las mismas que deberán constar a continuación Capítulo VIII.1 (Art. 212. 7 C.P), bajo la denominación: “el ilícito laboral en las relaciones de trabajo”, y para ello, someto a consideración de la asamblea la presente iniciativa, a fin de que sea acogida y se convierta un proyecto de ley que beneficie a un sinnúmero de trabajadores que sufren acoso laboral en sus lugares de trabajo.

 

Otras noticias de Opinión

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

Galería de Fotos

'Caballitos' de totora en Yahuarcocha

1 de 8 Fotos |  Balsas. Los primeros “caballitos de totora” ingresaron al agua para probar si estaban listos o no para la competencia. Fotos: Christian Yancha
1 de 4 Galerías

REVISTAS