La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 17 de Abril de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Local

UPC, sinónimo de trabajo mancomunado

Viernes, 30 de Septiembre de 2005

Dentro de la zona urbana de Ambato existen 28 barrios que cuentan con seguridad policial para complementar la lucha antidelincuencial.
Por disposición del Comandancia General, desde diciembre de 2002 se cambió de nombre los PAI y Retenes por Unidad de Policía Comunitaria (UPC).
Desde entonces los elementos destinados en los UPC tienen la disposición de fomentar la cultura de seguridad ciudadana para mejorar la calidad de vida de las familias, aunque no muchos comparten esta opinión.
Para este efecto los policías se capacitaron con expositores españoles y catedráticos de la Universidad San Francisco de Quito, donde realizaron actividades deportivas, sociales, culturales, entre otras.
Algunas de estas unidades cuentan con planes de seguridad como alarma comunitaria, escuela segura, cuadra segura, mirando por ti, el comandante en los barrios, turista seguro.
Para el trabajo en los 27 UPC y los cuatro Puestos de Auxilio Inmediato, el comando designó 75 elementos entre clases y policías.
Edwar Gaibor, jefe de los UPC, reconoció que el plan alarma comunitaria es el más efectivo. En la actualidad son 27 los barrios que cuentan con este sistema y otros están por implementarlo. “Un barrio unido es un barrio seguro”, enfatizó Gaibor.
En torno a la labor de los UPC existen criterios divididos de los beneficiados. Para Gabriel Carrasco, presidente de la ciudadela Ferroviaria, los policías de los UPC deberían tener la potestad de tomar decisiones inmediatas, dado que ellos primero consultan al oficial a cargo y éste a su vez a su superior para que se concrete un pedido.
Explicó que sí los moradores capturan a los rateros a su manera es porque la Policía se abstiene de hacerlo, si no encuentran a éste con evidencias que lo delaten.
Indicó que el trabajo de los policías comunitarios también se centra en higiene, iluminación, capacitación para formar líderes, coordinación con los directivos para la consecución de obras, lo que no se cumple.
Carrasco indicó que estas fallas se incrementaron con el cambio de los elementos. Ahora quienes los relevaron no trabajan a gusto, incluso le solicitaron que hable con los oficiales para que les cambien.
Pese a ello, aseguró que el auge delincuencial ha disminuido, pero gracias a la unión que existe entre los moradores.
El criterio de Rodrigo Santamaría, presidente del UPC Unión y Seguridad, es diferente: para él la labor que hasta el momento cumplen los policías es efectiva, pese a que también les disminuyeron un elemento.
La presencia de los delincuentes en el sector disminuyó en un 90 por ciento desde que se abrió el UPC, aseguró Santamaría.
En labor comunitaria los policías controla que los moradores no arrojen la basura a horas ni lugares no determinados, con la ayuda de los aspirantes a policías se efectuó una minga de limpieza.

Opiniones divergentes
En una encuesta que se realizó a la comunidad ambateña, se estableció que no conocen el significado de las siglas UPC.
La mayoría de los entrevistados asegura que la delincuencia se incrementó, especialmente en el centro de la ciudad, en los sitios donde se aglomera la gente.
Según Margarita Acosta (28), moradora del barrio Juan León Mera, en la calle Junín se presentan a diario asaltos y robos, dado que por el lugar deambulan muchos delincuentes.
Explicó que recién se inauguró un UPC, por lo que existe la esperanza de que la delincuencia desaparezca del lugar y así vivir en paz.
En cambio, para María Albán (35), que habita en La Merced, desde que se implementó el sistema de alarmas se ahuyentó la delincuencia en gran parte.
Esto gracias al compromiso adquirido por los moradores, quienes al momento que se escucha la alarma salen armados con palos en busca de los maleantes.
Para César Olovache, habitante de la ciudadela Presidencial, la delincuencia ha aumentado, pero cuando antes el reten policial contaba con un patrullero, los robos casi no existían.
Desde que existen las UPC, sólo hay una moto para el patrullaje, por lo que los atracos se incrementaron, sobre todo en las noches y madrugadas.
Aseguró, además, que la Policía miente al decir que vigila la entrada y salida en los establecimientos educativos El Vergel y de la escuela Especial Camilo Gallegos porque no se ha visto a sus miembros.
Todos los entrevistados coincidieron al decir que debe existir colaboración para atrapar a los malhechores porque los policías no pueden capturar a los delincuentes si no los encuentran en delito flagrante.

VOCES DE LA CIUDAD

“Los ladrones a diario arremeten a sus víctimas en el sector. A los estudiantes les roban los celulares, en cambio los sábados estruchan los vehículos. Se llama a la Policía, pero hasta que lleguen…. todo vuelve a la calma’.
Soledad Patiño (38), propietaria de un almacén ubicado en las calles Montalvo y Sucre.

“En la parte posterior de la universidad es peligroso; el alumbrado público es deficiente y la presencia de policías es nula a partir de las 20h00 por las noches”.
Tatiana Nolivos (19), habitante de Ingahurco.

SEGURIDAD>>
En Ambato existen:
27 UPC
04 PAI
14 Brigadas

Tome nota
Una pulsación anuncia prevención, dos, la presencia de delincuentes y, tres, reunión de los moradores. Esto fue establecido por la Policía Nacional.

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS