La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 24 de Abril de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Pais

VIDA SANA / Descenso de vejiga en la mujer

Miércoles, 20 de Octubre de 2004

Cuando se habla del "descenso de la vejiga en la mujer", que en la terminología médica se conoce como "cistocele", hay que relacionarla con la llamada incontinencia urinaria de esfuerzo, según el doctor Bolívar García Oquendo, urólogo especializado en el Hospital de San Carlos de la Universidad Complutense de Madrid-España.

La musculatura del piso pelviano y su integridad anatómica es la que mantiene en su lugar a todos los contenidos de la cavidad abdominal , incluyendo la vejiga y la uretra en todo momento y sobre todo en aquellas situaciones en que hay aumentos súbitos de la presión abdominal, como ocurre por ejemplo al toser, estornudar, reírse, al levantar objetos pesados o al levantarse desde una posición sentada y ponerse de pie.

¿Por qué se produce?

El descenso de vejiga o cistocele se produce como consecuencia del debilitamiento de la musculatura del piso pélvico de sostén. Además por la multiparidad (múltiples partos), ya que cada parto normal va desgarrando y debilitando esta musculatura que a manera de hamaca sostiene a la vejiga y uretra, y como consecuencia se obtiene un descenso vesical, un hundimiento y acortamiento de la uretra, pérdida del tono o la fuerza de la uretra para mantenerse cerrada.
Por consiguiente, al existir un aumento de la presión abdominal, la mujer gotea, orina involuntariamente , fenómeno conocido como "incontinencia urinaria de esfuerzo".
El doctor García manifiesta que hay también otras causas que producen un debilitamiento de estos músculos de sostén y fallo en el mecanismo de cierre de la uretra como son: la menopausia (hipoestrogenismo), que sucede en la mujer a partir de los 40 y/o 50 años de edad. Enfermedades neurológicas. cirugía ginecológica, sobre todo por cáncer. Por un mal funcionamiento intrínsico del esfínter uretral (frecuente en mujeres jóvenes).

Síntomas

Goteo involuntario de orina cuando hay un aumento de la presión abdominal (toser, estornudar, reírse, levantar objetos pesados), hasta una forma más severa en la que el goteo involuntario se presenta al caminar o cuando cambian de posición de paradas a sentadas.
El volumen del goteo de orina involuntario es pequeño a moderado frecuentemente, y varía dependiendo de la actividad física realizada durante el episodio de incontinencia urinaria.

Diagnóstico

La historia clínica y sobre todo el interrogatorio de la paciente es importante para llegar a diagnosticar una incontinencia urinaria de esfuerzo. Mediante el examen físico se puede saber si ésta se relaciona con un descenso de vejiga o ciscocele.
"Muchas mujeres dan una descripción bastante clara de molestias referidas a un goteo urinario involuntario luego de que experimentan esfuerzos, pero hay ocasiones en que la paciente no puede precisar si gotea orina porque realiza un esfuerzo, o porque le vienen deseos repentinos y urgentes de orinar y no alcanza a llegar al baño", afirma García.

Diagnóstico diferencial

Es de suma importancia diferenciar la incontinencia urinaria de esfuerzo producida por un descenso de vejiga, de la incontinencia urinaria de urgencia producida, en cambio, por la denominada vejiga hiperactiva. Hay que tomar muy en cuenta que en una misma paciente pueden ocurrir los dos tipos de incontinencia, y el poder diferenciarlas es básico, puesto que el tratamiento es individual para cada uno de los casos. El urólogo tiene que valorar cuál de los dos tipos predomina, para poner el tratamiento.

Vejiga hiperactiva

Es una condición crónica caracterizada por contracciones involuntarias de la vejiga, mientras ésa se está llenando. Es la típica queja de la mujer que tiene deseos urgentes de orinar sin que medie causa alguna, o frente a estímulos, tales como tomar agua, mojarse las manos, oír un chorro de agua.

Exámenes

Examen de sangre
Dosificación de glucosa en ayunas
Pruebas de función renal
Estudios urodinámicos
Uretrocistoscopía
Examen de orina

El examen básico de sangre, así como conocer los niveles de glucosa en la sangre y pruebas de función renal, son indispensables para una completa valoración de la mujer.
Con el examen de orina se valora si la mujer presenta o no un cuadro de infección a vías urinarias, ya que la infección urinaria puede ser un factor contribuyente para que la mujer pierda orina sin su voluntad.
Entre los exámenes especiales, el estudio urodinámico y la uretrocistoscopia con el Test de Boney y Marshalll, cumplen un rol fundamental en el diagnóstico de todo tipo de incontinencia urinaria.

Estudios complementarios: uretrocistografía, eco urológico total

Incontinencia urinaria

Tratamiento

Existen tres opciones de tratamiento para la mujer que pierde involuntariamente orina, ya sea porque realiza un esfuerzo o por deseos urgentes de orinar.

1.Tratamiento médico

Consiste en el entrenamiento vesical, así como ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico (ejercicios de Kegel).

2.Tratamiento quirúrgico

Es el más importante, especialmente para la incontinencia urinaria de esfuerzo y para corregir al mismo tiempo el cistocele o el descenso de vejiga.
La cirugía muy rara vez está indicada en la mujer con incontinencia urinaria de urgencia y vejiga hiperactiva.

3.Tratamiento farmacológico

Está indicado sobre todo en la mujer con vejiga hiperactiva e incontinencia urinaria de urgencia.
En ocasiones se puede utilizar en la mujer con incontinencia de esfuerzo, aunque los resultados no son satisfactorios.

Para conocer

Preguntas que debe hacerse

¿Pierde o le gotea orina cuando tose, estornuda o se ríe, o cuando realiza algún esfuerzo?

¿Hay ocasiones en que siente necesidades urgentes de orinar? ¿Alcanza a llegar al baño?

¿Cuántas veces acude a orinar en un período de 24 horas?

¿Con qué frecuencia acude a orinar durante el día? ¿Lo hace cada hora?

¿Cuántas veces se despierta en la noche para acudir a orinar?

¿Ha experimentado goteo de orina mientras está en su cama?

¿Tiene necesidad urgente de orinar cuando está nerviosa, irritada o preocupada?

¿Ha notado goteo de orina durante las relaciones sexuales?

¿Acostumbra a usar pañales debido a la pérdida involuntaria de orina?


La incontinencia urinaria y sus síntomas asociados limitan la calidad de vida de quien la padece, por problemas higiénicos, como malos olores, infección, irritación, o problemas sociales, como limitaciones laborales.


Para mayor información: Doctor Bolívar García Oquendo. Telf: 2235080/ 099696526

 

Otras noticias de Pais

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

FOROS

  •  No hay temas

REVISTAS