La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 27 de Agosto de 2014

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Pais

Cientos de niños desaparecidos

Domingo, 18 de Agosto de 2002

Cientos de niños desaparecidos

Entre 30 y 35 niños desaparecen cada mes en el Ecuador.

De la cifra -un total anual de más de 400- el 20% huye a diario de sus casas, debido a la violencia intrafamiliar. Otros son secuestrados por la delincuencia común, para obtener de ellos beneficios a través de la mendicidad y la prostitución. O son raptados por mafias que los llevan fuera del país para venderlos en lo que se ha constituido en todo un mercado de adopción ilegal. Finalmente, están los que se esfuman, porque uno de los dos padres decide emigrar y muchas veces contra la voluntad del cónyuge, falsificando documentos y sobornando a funcionarios públicos, se los llevan con ellos.
No faltan aquellos niños que desaparecen en las aglomeraciones multitudinarias y los que salen de sus casas en plan de aventura, muchas veces para no regresar jamás.
Un 10% de los niños perdidos tiene menos de seis años de edad. Otros, entre los siete y los 14 años -casi el 60%- son menores que abandonan sus hogares por diferentes motivos.

Radiodifusoras, periódicos, canales de televisión informan a diario sobre desapariciones de menores. Decenas de madres desesperadas congestionan diariamente los teléfonos de los medios de comunicación. Algunos casos se resuelven, pero muchas veces la búsqueda suele ser infructuosa. Otros tienen consecuencias fatales, pues se los encuentra violados y asesinados. Y lo que es peor: sólo un 15% de los padres se preocupan realmente por recuperar a sus hijos.

Mercaderes de niños

Una investigación realizada por LA HORA indica que de todas las denuncias que a diario se reciben en diversas dependencias, se encuentran niños que se han extraviado por descuido, sin que falten incluso las víctimas de rapto por parte de uno de los padres separados, que está en desacuerdo con la custodia del menor.

Numerosos chicos -no se sabe cuántos exactamente, pero un oficial de Policía calcula que son no menos de 10 al mes- son sacados ilegalmente del país, para ser entregados a padres adoptivos en el extranjero, quienes previamente los han comprado como cualquier mercancía.

Según Frans Roselaers, director general del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), el tráfico de niños es resultado de "una demanda para trabajo barato y maleable" y de "la creciente demanda en el mundo para niñas y niños en el comercio sexual".

La mayor parte de niños y jóvenes traficados son destinados al comercio sexual, anotó el experto de la IPEC, un programa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Pero muchos de los niños que son traficados -que en general son sacados de sectores rurales-, engrosan las filas de los millones de niños y jóvenes de ambos sexos que son explotados en todo el mundo, en trabajos domésticos, en el sector de servicios, en minas, en fábricas y talleres, en bares y restaurantes de centros urbanos, agregó.
"Hemos descubierto que, muchas veces, la explotación de los niños que son traficados es progresiva, y que algunos que fueron traficados para trabajar en fábricas, empleos domésticos o restaurantes, son forzados luego a la prostitución", señaló Roselaers.

Prostitución y drogas

Las niñas, sobre todo, pasan a engrosar las filas de la prostitución infantil, un fenomeno que se produce a un ritmo extraordinaramente veloz.
En bares, locales de masajes, discotecas, lugares de "sex show" y "strip-tease", así como en casas de citas, en todas las ciudades ecuatorianas, se encuentran la mayoría de estas pequeñas "damas acompañantes" que, al llegar a los 13 o 14 años, salen de sus hogares por alguna razón. Y luego se mezclan con delincuentes o vendedores de drogas.

El experto destacó que este tráfico de niños y jóvenes está creciendo, impulsado por la pobreza y por la falta de educación.
Se sabe que existen redes dedicadas a este lucrativo negocio y las autoridades andan tras la pista de esas bandas.
La Policía asegura que todos los casos son materia de investigación, pero algunos se resuelven con consecuencias fatales, pues no faltan los niños que aparecen muertos o que, si están vivos, han sido maltratados luego de ser víctimas de abuso sexual.

Y nadie se da cuenta

El drama aumenta. Muchos niños son obligados por sus padres a trabajar en las calles, tanto en el día como en la noche. Se los observa vendiendo caramelos, cigarrilllos, flores, lotería o pidiendo limosna. Y son muchos los que desaparecen para no continuar en tales circunstancias, seguir siendo golpeados y para evitar conflictos en sus hogares.

Aunque las cifras proporcionadas por las autoridades son asombrosas, un vocero policial dijo que los niños extraviadois pueden sumar muchos más por año en todo el país. Lo doloroso e increíble, como señalara el sacerdote Eduardo Delgado, del centro La Caleta, dedicado a la protección de menores, es que "hay numerosos niños en las calles en estado de peligro, pero nadie parece darse cuenta de ello".

• Cientos de niños o adolescentes se entregan a la mendicidad, tras huir de sus casas.

• Viven pidiendo unas monedas para comer y están viciados con disolventes que exhalan vapores alucinógenos, con los que evaden su cruda realidad.

• En el acso de las niñas, antes de dedicarse a la prostitución, muchas han sido empleadas domésticas, explotadas o maltratadas, a más de sufrir asedio sexual.

• Una vez dedicadas a la prostitución, las niñas muy pocas veces retornan al hogar.

Vigilando los derechos

Unicef ha puesto en marcha en Ecuador un "Observatorio Ciudadano de los Derechos de la Niñez y Adolescencia" con el que a través de indicadores sociales que afectan a este sector de la población analizará como se cumplen sus derechos.
La organización señaló que dichos indicadores sociales describirán la calidad de vida de los niños y adolescentes y su variación en el tiempo y, a la vez, contribuirán a destacar las coyunturas políticas, sociales y económicas que atentan contra los derechos de la infancia.

Los resultados de esas investigaciones serán difundidos a través de cuatro publicaciones especializadas y el documento "Estado de los Derechos de la Infancia y la adolescencia en Ecuador".

Un consejo creado al efecto se encargará de informar y sensibilizar a la opinión pública sobre la situación de la niñez en Ecuador con base a los indicadores obtenidos en el Observatorio.

Asimismo, abogará ante las autoridades por el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia y reconocerá y apoyará los esfuerzos de funcionarios, comunicadores y organizaciones sociales que hayan alcanzado un impacto decisivo en la garantía de estos derechos.
Un 70 por ciento de los ecuatorianos son pobres, según cifras de Unicef, y los niños son los principales afectados por dicha situación.

Más de 200 niños huyeron de casa



Varios menores, por diversas causas, han fugado de casa en lo que va del año. Pueden ser víctimas de la delincuencia y la prostitución.



La familia Recalde vivió momentos de apremio. La razón: su hijo Alejandro, de 14 años de edad y el último de cuatro hermanos, fugó de casa tras haber perdido el año escolar.
Don Pedro, su esposa Blanca, al igual que sus hermanos y amigos lo buscaron ansiosamente.

Al cabo de cuatro días se descubrió donde estaba el chico. Tras enterarse de que había perdido el año y por temor a una paliza, Alejandro fugó a casa de un amigo, en San José de Minas, gran error de la familia que le dio albergue, de acuerdo con el sociólogo Carlos Marín, pues en estos casos siempre se debe pensar en el bien del muchacho, pues todo chico debería estar con sus padres.

Jorgito, por su parte, tiene 14 años. Vive en la calle. Todas las noches, junto a varios niños más, pone sobre el piso algunos cartones y allí duerme. El pegamento es para él como una cobija. Por eso Jorgito tiene la imagen de un indigente. Se alimenta de lo que le dan y de vez en cuando roba una que otra cosa.
Pese a su situación calamitosa prefiere estar en la calle antes que volver a casa. Tiene temor pues su padrastro le maltrata.

Son dos casos de ausencias voluntarias.
Decenas de niños como estos deambulan hoy por las calles de las principales ciudades del país.

Enero y julio, meses fatales

En lo que va del año, 223 desapariciones de menores se han dado a nivel nacional. Coincidencia o no, éstas aumentan en los meses de enero y julio, cuando en la Costa y en la Sierra terminan las clases.
El problema más grave es que, no pocas veces, caen en el campo de la delincuencia y prostitución.
Según la Fundación Reencuentro, del total de menores desaparaecidos, 190 lo hicieron en forma voluntaria, 22 ausencias involuntarias y 11 por búsqueda de la familia. Desglosando mes a mes, se tiene que en enero 39 niños fugaron de casa, en febrero 32, en marzo 35, en abril 54, en mayo 31 y en junio 32.

No pierda de vista a sus hijos

La desaparición y pérdida de niños y niñas ha aumentado considerablemente en el Ecuador, en especial en las ciudades grandes. Según Reencuentro, un niño solo y asustado está en peligro de tener un accidente, ser abusado o robado por cualquier persona, joven o adulto. Aquí diez consejos sabios para los padres, a fin de que no pierdan contacto con sus hijos.
1.- Si va a algún sitio con aglomeraciones, enséñeles a dónde deben dirigirse en caso de que se extravíen.
2.- Instrúyalos que deben permanecer juntos y no perderlos de vista.
3.- Explíqueles que no deben conversar con extraños, ni responderles preguntas de ninguna clase. Tampoco deben creerle al desconocido que pide ayuda, o les dice que los acompañe que él los llevará donde sus padres.
4.- No deje a sus niños entrar solos a los servicios higiénicos de sitios públicos por ningún motivo. Acompáñelos usted.
5.- Asegúrese que sus niños sepan su nombre y apellidos, así como la dirección de su domicilio.
6.- Repase con ellos varias veces, que si se pierden deben ir al lugar indicado y esperar. Además, solo pedir ayuda a las personas encargadas que ustedes le han señalado, como policías, bomberos o paramédicos de la Cruz Roja.

 

Otras noticias de Pais

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter

REVISTAS